Nacional    Economí­a    Comunicados   

cataluntildea crecer

Según Funcas, en Cataluña se estima un aumento del PIB del 3,3% en este ejercicio, mientras que para el próximo año el crecimiento económico se reduciría hasta el 2,5%.

El dinamismo que muestra la economía catalana podría hacer que las previsiones del conjunto del 2016 (BBVA Research espera que el PIB aumente un 2,9% este año) quedaran superadas y se tuvieran que revisar al alza. Y es que, a pesar de la desaceleración que muestran los datos interanuales, los dos primeros trimestres del año la economía catalana ha experimentado un crecimiento del 3,7% y
del 3,5%, respectivamente. De hecho, según las previsiones de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), en Cataluña se estima un aumento del PIB del 3,3% en este ejercicio, lo que sitúa a la región como una de las que crecerán por encima de la media prevista para este año del 3,1% en el conjunto nacional. En cambio, para 2017, se espera que la economía catalana crezca casi un punto menos que en 2016, en torno al 2,5%.

En efecto, el dinamismo de la economía catalana se mantiene apoyado en la demanda interna, pues las perspectivas de consumo de los hogares siguen siendo positivas. Además, la creación de empleo, la menor presión fiscal y la ausencia de presiones inflacionistas impulsarán la renta real disponible en los próximos trimestres. Así pues, el consumo se incentivará, aunque menos vigorosamente que en trimestres anteriores. Por su parte, las exportaciones de bienes catalanas retornan al crecimiento, ya que en el conjunto del año 2015, las exportaciones catalanas en el extranjero se incrementaron en un 4,2% en términos reales. De esta forma, las exportaciones catalanas hacia el extranjero volvieron a mostrar un comportamiento diferencial respecto del observado en el conjunto de España, después de dos
años con una evolución menos dinámica. En todo caso, el comienzo de 2016 tampoco muestra una clara consolidación de este comportamiento, con tasas de crecimiento real positivas pero que se desaceleran. Cabe destacar que la mejora de las ventas en la UEM sigue siendo el principal apoyo para las exportaciones catalanas, pero las tensiones en las economías emergentes (África, Latinoamérica) conllevan una contracción de las ventas a estos destinos. Por tipo de bienes, la aceleración de los bienes de equipo se ve parcialmente compensada por la contracción de las ventas en el sector del automóvil.

Por otro lado, la evolución positiva del mercado inmobiliario catalán en el año 2015 parece continuar en los primeros meses de 2016, dado que las ventas de viviendas y la firma de visados de obra nueva, previa a la iniciación de las viviendas, crecen por encima de como lo hacen en el conjunto de España. Además, los precios siguen evolucionando al alza, acumulando un aumento del 4,9% desde el mínimo alcanzado en el primer trimestre de 2015. La venta de viviendas se incrementó en un 11,2% en 2015 (9,9% en España). Este buen comportamiento responde a la evolución de la demanda doméstica, que creció un 14,4% (con un peso del 79,3%). Por el contrario, la compra de viviendas por parte de residentes en el extranjero, que había experimentado un fortísimo crecimiento en los últimos años, moderó su crecimiento en 2015.

Para seguir leyendo descargar el pdf.

Seguir leyendo...
publicidad
Copyright © 2017 - All Rights Reserved - EDIMICROS Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.