La tecnología como piedra angular en el desarrollo del trabajo híbrido

Desde la compañía consideran que se debe mejorar el compromiso de los empleados y la cultura laboral en esta nueva dinámica de trabajo. Para ello, establece algunas recomendaciones para las empresas que pasan por la inversión en herramientas que faciliten su actividad diaria, comunicativa y colaborativa, como pueden ser Microsoft Teams o Zoom. También aconseja que se debe prestar atención al hardware apostando por equipos ligeros, funcionales, ergonómicos y seguros para que los trabajadores puedan desempeñar su actividad independientemente del lugar en el que se encuentren.

Durante los dos últimos años, uno de los temas más comentados sobre el futuro del trabajo es el de cómo aclimatarse a las nuevas culturas y los nuevos modelos de trabajo. Según un estudio de TDM Group, la mayoría de las empresas no están recibiendo el apoyo o el asesoramiento ...

Durante los dos últimos años, uno de los temas más comentados sobre el futuro del trabajo es el de cómo aclimatarse a las nuevas culturas y los nuevos modelos de trabajo. Según un estudio de TDM Group, la mayoría de las empresas no están recibiendo el apoyo o el asesoramiento informático adecuado para proporcionar a los empleados la tecnología que necesitan para la transición al trabajo híbrido. Por su parte, un informe de Gartner destaca la importancia de las políticas de trabajo híbrido para atraer el talento. También es evidente que la pandemia ha cambiado la cultura de la oficina para siempre, según el 64% de los empleados.

Aunque algunos empleados han vuelto a la oficina a tiempo completo, muchas compañías han optado por un enfoque híbrido. Al hacerlo, están respondiendo a las necesidades individuales de los empleados, además de aprovechar la flexibilidad y facilidad para llegar a nuevo talento que aporta el trabajo en casa. Sin duda, la forma en que la gente vive y trabaja hoy en día está generando muchas nuevas preguntas -así como nuevas oportunidades- en torno a lo que realmente es el compromiso y el apoyo de los empleados. La mayoría de los directivos, sea cual sea el sector al que pertenezcan, entienden que para impulsar el compromiso de los empleados hay que trabajar día a día. Con esto en mente, Dynabook Europe GmbH, marca japonesa heredera de Toshiba con más de tres décadas de experiencia ofreciendo productos y soluciones de la más alta calidad y fiabilidad, ha analizado qué papel desempeña la tecnología en este proceso y compartido algunas recomendaciones:

La importancia del compromiso y la interacción con el trabajador

El compromiso de los empleados es crucial para la salud y el éxito de cualquier organización. En 2020 y principios de 2021, los directivos recurrieron a diversos métodos para involucrar a sus empleados y fomentar la interacción en los equipos, aunque eso no evitó que surgieran situaciones como la `fatiga de Zoom´. Con el objetivo de solventar los problemas que puedan surgir debido al trabajo híbrido, estos son algunos consejos para elevar con éxito el nivel de compromiso de los empleados, independientemente del entorno en el que se realice el trabajo.

1. Invertir en las herramientas adecuadas
La tecnología puede contribuir al éxito de la empresa, pero también puede tener un gran efecto en la cultura de los empleados. Las tecnologías adecuadas para la colaboración y la comunicación pueden marcar la diferencia en el grado de compromiso de los empleados.

Por desgracia, la comunicación puede ser un gran reto en los entornos híbridos. Por ello, los canales digitales de comunicación tienen que estar bien configurados y ser rápidos, eficaces y cómodos. Con formas de comunicación más rápidas y eficientes, los trabajadores remotos podrán sentirse más integrados con el equipo en su conjunto y también mantenerse comprometidos con el trabajo. Herramientas como Microsoft Teams, Slack, Zoom y Egnyte pueden ayudar a impulsar la productividad y la colaboración.

2. Invertir en el hardware adecuado
El equipo que los empleados tienen en casa debe ser tan eficaz y fiable como el que tienen en la oficina. Además, la movilidad es vital. Por eso, necesitan equipos ligeros, con un diseño más delgado y mayor duración de la batería. También deben contar con funciones de seguridad reforzadas, como biometría y autenticación de dos factores, para garantizar que la información permanezca protegida independientemente de dónde se encuentre el trabajador.

Por supuesto, los accesorios también deben fomentar la comodidad, el confort y la seguridad. Un teclado y un ratón ergonómicos, auriculares para videollamadas y bases con múltiples puertos para convertir cualquier escritorio en una estación de trabajo, pueden contribuir en gran medida a que los empleados disfruten de la misma experiencia, estén donde estén.

3. Invertir en comunicaciones unificadas
El trabajo híbrido requiere un enfoque de comunicaciones unificadas (CU) y plataformas de colaboración que lo hagan posible. El hecho de tener a la mitad del personal in situ y a la otra mitad en remoto aumenta drásticamente la carga de TI para las CU y magnifica la importancia de las herramientas de software que pueden identificar rápidamente cualquier problema de CU antes de que surja. Aunque estas inversiones pueden ser grandes por adelantado, es probable que ahorren dinero a la organización con el tiempo.

Además, los empleados necesitan acceder a experiencias de videollamada de alta calidad, con frecuencia en múltiples plataformas de CU. Esto significa que hay que hacer un seguimiento de las llamadas y supervisar los picos para garantizar la mejor experiencia. También serán muy valiosas las herramientas de resolución de problemas que puedan identificar simultáneamente las crisis en casa y en la oficina.

Aunque es poco probable que la transición al trabajo híbrido sea completamente perfecta y sin fisuras, los equipos de TI pueden hacer un seguimiento e identificar las áreas que necesitan reconfiguración o ajuste. El número de llamadas fallidas, la latencia del vídeo y los picos en el ancho de banda deben evaluarse y compararse periódicamente para garantizar que los equipos de TI puedan pasar de la experiencia a la excelencia y el compromiso.

4. ¿Qué ocurre con la semana laboral de cuatro días?
El interés por una semana laboral más corta es anterior a la pandemia. Microsoft probó una semana laboral de cuatro días en sus oficinas japonesas en 2019, con resultados positivos que incluían reuniones más eficientes, trabajadores más felices y un aumento del 40% en la productividad. Del mismo modo, el 86% de la plantilla de Islandia ya ha pasado a una semana laboral más corta, o ha obtenido el derecho a hacerlo sin reducción de salario, tras constatarse resultados positivos. Según un informe del Financial Times, cada vez son más los empresarios que estudian la viabilidad de una semana laboral de cuatro días.

No es de extrañar que una semana laboral de cuatro días pueda mejorar drásticamente el compromiso de los empleados. Un día adicional de descanso ayuda a cambiar el equilibrio entre el trabajo y la vida. Andrew Barnes, director general de Perpetual Guardian, una empresa neozelandesa que realizó una prueba de la semana laboral de cuatro días, implantó la semana laboral más corta en su empresa. Comprobaron que no sólo se disparó la sensación de equilibrio entre la vida laboral y personal del 54% al 78%, sino que el compromiso del equipo también aumentó un 20% de media. Menos horas en la oficina pueden ayudar a algunos trabajadores a concentrarse más intensamente de lo que lo harían en una semana más larga de cinco días.

Además, una semana de cuatro días también puede conducir a un mayor sentimiento de orgullo, menor estrés y mejor moral. Se calcula que el coste anual del estrés laboral para la economía mundial es de unos 300.000 millones de dólares. Por eso, dar a los trabajadores más tiempo para relajarse puede contribuir en gran medida a mejorar este problema. Un estudio, en el que se encuestó a 1.989 trabajadores de oficina del Reino Unido, descubrió que los trabajadores son productivos sólo durante 2 horas y 53 minutos cada día de trabajo por término medio. Reducir la semana laboral puede suponer reducir las distracciones, las reuniones innecesarias y fomentar el compromiso general.

Mantener a los empleados unidos y comprometidos es vital. Puede que el trabajo híbrido no lo haga más fácil, pero con las herramientas de comunicación y colaboración adecuadas, cualquier organización podrá superar y aprovechar los beneficios de esta nueva situación.

FOTO PRINCIPAL.: Dynabook.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts