Nacional    Economí­a   

consumo sostiene cre

Los datos macroeconómicos vivieron un 2015 excepcional, de asentamiento de la recuperación económica. El Producto Interior Bruto (PIB) creció en nuestro país un 3,2%, movido sobre todo por el buen comportamiento del consumo privado. Aunque las previsiones indican que en 2016 se podría dar una ralentización de dicho buen comportamiento, sobre todo por amenazas que vienen del exterior; la población percibe que hay un entorno favorable.

La previsión de los expertos de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) es que España crecerá un 2,8% en 2016. Lo hizo un 3,4% durante 2015. “El consumo es el que está sosteniendo el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB)”, asevera Rafael Myro, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid. Subraya que el consumo está creciendo desde el año 2013 “a ritmo elevado” y reconoce que “es posible que en 2016 haya algún quiebro, porque la situación internacional es frágil”; si bien, insiste en que “la confianza del consumidor en estos momentos es fuerte y consolidada”.
 
Precisamente, la confianza del consumidor se incrementó un 15,6% en 2015 gracias a un aumento del 19,3% en la valoración de la situación actual y del 12,8% en las expectativas, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La media anual del índice de confianza del consumidor se situó en 2015 muy por encima de todos los años de la serie, alcanzando los 102,9 puntos, de forma que supera por primera vez en su historia los 100 puntos.
 
El crecimiento del consumo privado fue del 3,1% en 2015 y Funcas prevé que será del 3,2% en 2016, una décima más. Sus expertos vaticinan que habrá una desaceleración gradual en las tasas de crecimiento intertrimestrales de este componente de la demanda, pero consideran que el nivel alcanzado por el mismo tras su elevado crecimiento en los últimos trimestres da lugar a esa aceleración en la tasa media anual. El crecimiento del consumo público fue del 2,3% el pasado año y será del 1,4% en éste.
 
María Jesús Fernández, analista de Funcas, del Departamento de Coyuntura y Estadística, apunta a que vivimos unos momentos de remontada de los indicadores de confianza. Los años más agudos, más críticos, en lo que a confianza se refiere, fueron 2008, 2009, 2012 y 2013. “La confianza de los consumidores es un indicador cualitativo que luego se refleja en los resultados de los indicadores cuantitativos del consumo”, apunta. Fernández afirma que la mejora en la confianza es debido principalmente a la creación de empleo. La gente ve que la situación ha mejorado, con respecto a la fase más crítica de la crisis económica.
 
Respecto a las previsiones correspondientes al mercado laboral, el ascenso del empleo en 2015 fue del 3% y Funcas espera que sea del 2,4% en 2016. Recientemente, el Ministerio de Empleo divulgó que la Seguridad Social ganó 533.186 cotizantes en 2015 y que el paro registró 354.203 desempleados menos que en el año anterior. Se bajó de una tasa de paro, de acuerdo con la Encuesta de Población Activa (EPA), del 26,4% en 2013 a una del 22,2% en 2015. La previsión es que en 2016 pase a ser del 20,2%. Aunque sigue siendo elevada, la tendencia es a la baja. La productividad crecerá en 2016 algo más que en 2015, pero también lo hará la remuneración por asalariado, de modo que los costes laborales unitarios avanzarán a un ritmo de un 0,3% en 2015 y del 0,4% en 2016. No se puede decir que hayamos salido de la crisis porque aún tenemos una alta tasa de paro, pero la recuperación es sólida. “Se ha construido un marco de relativa fortaleza”, diagnostica Myro.
 
De acuerdo con el Informe trimestral de la economía española, publicado en el último Boletín Económico del Banco de España, aparecido en diciembre, la pujanza en el gasto de los hogares vendría explicada, sobre todo, por el aumento de las rentas reales vinculado al proceso de creación de empleo y al abaratamiento del petróleo. De la misma manera, las rentas de las familias se han visto impulsadas también por otros factores, tales como la rebaja impositiva y la devolución de parte de la paga extra de los empleados públicos que se suprimió en diciembre de 2012. Adicionalmente, la fortaleza del gasto de las familias se produce en un contexto de disponibilidad de financiación a coste moderado. En octubre, el tipo de interés de las nuevas operaciones de crédito para la adquisición de vivienda se situó en el 2,5%.
Seguir leyendo...
publicidad
Copyright © 2017 - All Rights Reserved - EDIMICROS Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.