Nacional    Economí­a   

economiacutea aragon

Diversas entidades estiman que Aragón crecerá por encima del 3% el presente año e incluso los datos de Funcas apuntan a que Aragón será, junto con La Rioja, la comunidad más dinámica, con un crecimiento de PIB del 3,4% en 2016.

La economía de Aragón cerró el ejercicio de 2015 con un crecimiento del 3,1% y el impulso observado el pasado año se mantendrá en el año actual, según las previsiones de distintas entidades. Así, el estudio de perspectivas empresariales y coyuntura de la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza, elaborado por ESI Economic Strategies and Initiatives, prevé que la economía aragonesa crezca a un ritmo de entre el 3% y el 3,4% en 2016.

Por su parte, la entidad bancaria Ibercaja ha estimado que el Producto Interior Bruto (PIB) de Aragón crecerá un 3,3% en 2016, con un pico en el crecimiento en el primer semestre de 2016 y una ligera desaceleración posterior, superando el promedio nacional (2,8%) mientras que, para Funcas, la comunidad aragonesa crecerá el 3,4% este año, siendo la comunidad más dinámica junto con La Rioja.

Este mayor crecimiento que experimentará la comunidad aragonesa se debe, sobre todo y acorde con la previsión de Funcas, a la recuperación del sector agrícola, aunque también influirán otros sectores como la industria automovilística y agroalimentaria, así como el turismo.

En cuanto al empleo, las perspectivas también son favorables en Aragón ya que el análisis de Funcas prevé que el empleo aumente el 2,8%  en la región y que la tasa de paro descienda al 13,8%, siendo la cuarta más baja de España (18% a nivel nacional). Ya en 2015 se ha observado una aceleración del sector servicios en el segundo semestre, el despertar de la construcción tras años de crisis y la superación de la atonía que sufría el pequeño comercio. Asimismo, a largo plazo, el empuje de la economía de Aragón se estabilizaría en torno al 2,6% para el año 2017, con un nuevo descenso de la tasa de desempleo hasta quedar por debajo del 12%, tal y como prevén los expertos que han elaborado el estudio de la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza.

Respecto al sector inmobiliario aragonés, tras varios ejercicios de contracción, éste parece haber resurgido y el crecimiento económico y la creación de empleo que se esperan servirán de apoyo para un nuevo crecimiento de la demanda doméstica. Sin embargo, dado que la región seguirá sin contar con la demanda extranjera como factor dinamizador de las ventas, no se espera una recuperación de la demanda superior a la media. Por su parte, a pesar de la existencia de un nivel de inventario relevante, similar a la media nacional, se espera que la actividad constructora comience a reaccionar.

De igual modo, en lo relativo al turismo, la mejora esperada de la demanda interna española debería redundar en una mayor afluencia de visitantes a Aragón en los próximos trimestres. Además, los datos disponibles indican que, tras el importante esfuerzo de ajuste de precios en los últimos años, el turismo extranjero estaría comenzando a responder positivamente en Aragón y muestra de ello es que este segmento alcanza ya el 20% de los viajeros y el 18% de las pernoctaciones.

Aun así, este turismo extranjero se focaliza básicamente en Zaragoza y en menor medida en Huesca, por lo que desestacionalizar el turismo en las comarcas de nieve, aumentar la proporción de extranjeros e incrementar el gasto medio por visitante son los retos que enfrenta el sector turístico aragonés, dentro de las limitaciones de ser ubicación de interior con alta dependencia del turismo nacional. En ese sentido, es de destacar el lanzamiento de ofertas conjuntas para las siete estaciones de esquí aragonesas bajo una marca única.

Seguir leyendo...
publicidad
Copyright © 2017 - All Rights Reserved - EDIMICROS Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.