Electrodométicos    Nuevas Tecnologías    Comunicados   

televisores curvos s

La innovación en Línea Marrón, con novedades como los televisores curvos, SUHD o HDR, no son capaces de compensar la caída de ventas propiciadas por el desengaño de las 3D o unos televisores OLED que todavía no acaban de afianzarse en el mercado.

Si pensábamos que Samsung tenía dificultades por sus problemas de explosiones en su recién presentado Galaxy Note 7 eso no es nada comparado con la senda de caída libre que lleva el sector de Línea Marrón en España. El principal culpable, el televisor. Sus ventas continúan de capa caída, pese a las innovaciones con las que los fabricantes intentan hacer más atractivo el producto. Culpa de ello sin duda lo tiene el fiasco de propuestas como el 3D o las 4K que no se han visto materializadas en el día a día de los consumidores. Dependientes de la disponibilidad de contenidos (que al parecer no han terminado de llegar al gran público), ambas han supuesto una decepción para el consumidor que ha visto como las promesas de los fabricantes no se convertían en realidad. Es quizás por ello, que ahora ese consumidor se encuentra más reticente a “picar de nuevo” antes las propuestas no tan claras que le presentan
los fabricantes.

Tras dejar atrás las “novedades” del momento como fueron las 3D, los equipos Full HD o las 4K; ahora los fabricantes han recurrido
no solo a nuevas siglas, sino también a mejoras palpables de diseño para atraer a un consumidor desencantado. Así, la principal novedad de este 2016 ha sido sin duda la masificación de los televisores curvos. Ante la falta de contenido con el que sacar partido de tecnologías como las presentadas hasta la fecha, los fabricantes han optado por directamente apelar a la experiencia de usuario para no dejar duda de lo novedoso de sus propuestas. Los televisores curvos cumplen a la perfección ese cometido, ya que entran por los ojos. Eso sí, con pegas: aunque sus ventas han aumentado espectacularmente (algo normal, ya que es un segmento que comienza desde cero), no terminan de afianzarse en el sector. Recordemos que estos televisores presentan como principal ventaja, un visionado inmersivo que lograría una sensación similar a la de tener un cine en casa. Sensación que sólo se alcanzaría en amplios tamaños de pantalla (más de 55”) con lo que ello conlleva de disponibilidad de espacio en casa y presupuesto. Por parte de los fabricantes, se afirma que los televisores curvos están aquí para quedarse. Pero no han llegado sin controversia, puesto que muchos profesionales de
la imagen los consideran una aberración y una simple técnica de venta más, que no aporta nada bueno a sus creaciones, sino más bien todo lo contrario.

El sector se centra en la calidad de imagen
Sin duda, actualmente, la principal preocupación de los fabricantes es la calidad de imagen. Estando como ya está la resolución 4K afianzada en el sector, la gran novedad han sido los televisores con resoluciones todavía mayores. Así, los fabricantes han apostado tanto por un aumento de la calidad total de la imagen (como Samsung con la tecnología S-UHD), como por una mejor latitud y contraste de la misma (con los novedosos sistemas HDR recientemente presentados). Aunque es indudable que lo que el consumidor parece demandar es la hiperconectividad de los equipos, por lo que los SmartTV son ya un éxito de ventas. Actualmente, es rara la venta de un televisor para el salón que no incluya la posibilidad de ver Netflix directamente o de poder instalarle aplicaciones como videoclubes o juegos. Además se demanda la conectividad con el resto de equipos electrónicos del hogar, ya sean móviles, tabletas u ordenadores
portátiles; por lo que accesorios como el Chromecast (de Google) se están convirtiendo en el complemento perfecto para lograr una experiencia de uso completa.

 

Para seguir leyendo descargar el pdf.

Seguir leyendo...
publicidad
Copyright © 2017 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com (Grupo Edimicros) Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.